LinkedinInstagramWhatsapp

Expertos en Edema y Linfedema

Linfedema > Tratamiento > Cirugía plástica post cirugía bariátrica
Cirugía plástica post cirugía bariátrica

La obesidad es una enfermedad crónica en aumento vertiginoso. Los pacientes obesos mórbidos que se someten a cirugía bariátrica tienen después de esta cirugía una pérdida que varía entre un 40% al 60% de su peso original y posteriormente requieren de la cirugía plástica para corregir los excesos de tejido cutáneo tras esta significativa baja de peso. Son varias las plastias que son necesarias y habitualmente varios los tiempos quirúrgicos que se requieren en esta corrección. Las complicaciones quirúrgicas en los pacientes post obesas son mayores que en los pacientes habituales. En este trabajo se exponen los aspectos más relevantes de este proceso y las características de estas plastias post cirugía bariátrica. 

Posterior a la importante baja de peso que ocurre como efecto de la cirugía bariátrica se hace necesario corregir el exceso de piel y la flacidez cutánea que se producen en el paciente operado. Este cambio de corporalidad si bien ha sido muy favorable para su salud, provoca otra deformidad que lo deja aún lejos de una autoimagen complaciente y aquel menoscabo psicológico que le causaba el ser obeso, se transforma en tener que vivir con estos excesos y sin que la vida se le haya facilitado después de su cirugía bariátrica y de su consecuente baja de peso. En muchos de ellos aparecen alteraciones cutáneas erosivas entre los pliegues de excesiva piel que se infectan y que requieren curaciones constantes y de prevención diaria. La cirugía post bariátrica está destinada a corregir el cuerpo de este individuo a través de “plastias” quirúrgicas bien definidas por la cirugía plástica cuyo objetivo es devolverle al paciente los aspectos anatómicos que se han visto alterados luego de su significativa baja de peso.

Epidemiología

La obesidad según datos de la OMS ha aumentado en forma alarmante en el mundo, Chile tiene el segundo lugar en Latinoamérica con un 65.3% de obesos adultos, precedido solamente por México y ocupa el lugar 23 en el mundo, siendo más las mujeres que hombres los obesos1. Respecto a la cirugía bariátrica 1.2% de la población es candidata a la cirugía bariátrica, lo que representa unos 125.000 chilenos. En Chile existen unos 50 cirujanos calificados que realizan estas intervenciones y anualmente se hacen alrededor de 1.300 cirugías bariátricas.

En la búsqueda de soluciones para esta epidemia, en nuestro país la Sociedad Chilena de Cirugía Bariátrica pertenece a la IFSO: Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas, cuyo Capítulo Latinoamericano, se reúne cada dos años en un Congreso en el que se discuten y se promueven los proyectos sobre el tratamiento de la obesidad.

Frecuencia y Proyecciones:

No hay cifras oficiales publicadas en nuestro país sobre el número de cirugías post bariátricas que se realizan anualmente. Consultados los más renombrados cirujanos de Chile que realizan esta cirugía refieren que alrededor de un 25% de sus pacientes operados se han sometido posteriormente, a una, o varias plastias correctivas.

El paciente post bariátrico requerirá varias cirugías 2, las cuales son realizadas habitualmente en forma secuencial, por su magnitud y por el tiempo operatorio que ello demanda. Iniciar un plan quirúrgico por el cirujano plástico se asocia necesariamente a la indicación del equipo médico-quirúrgico bariátrico, según el peso alcanzado por el operado al año de su intervención y un estado general compatible para realizar la cirugía post bariátrica en forma segura.

La casuística personal de este autor es de 41 pacientes operados desde el año 2000 al año 2009. En los últimos tres años hemos observado un aumento progresivo de las consultas para realizar la cirugía post bariátrica y cada año hemos ido aumentando el número de cirugías en un 20% anual respecto al año anterior, notándose que hay un aumento progresivo real y la proyección es que siga en aumento ya que la cirugía bariátrica se hace cada vez más en Chile. (Tabla 1).

Tabla 1.Plastías Post Cirugía Bariátrica
  • Abdominoplastia
  • Musloplastia bilateral
  • Puboplastia
  • Mamoplastia
  • Braquioplastia bilateral
  • Cervicoplastia
  • Torsoplastia
  • Gluteoplastia bilateral
  • Lipoaspiración complementaria

 Abdominoplastia

Lo habitual es que la primera cirugía sea una abdominoplastia 3, única manera de corregir estos excesos de tejido cutáneo. Junto con este procedimiento es posible agregar la corrección del pubis y de ambos muslos, realizándose casi de rutina una lipoaspiración complementaria en estas áreas como así también en los flancos, lo cual ayuda a disminuir la extensión de la cicatriz horizontal y a disminuir el grosor del panículo adiposo antes de las resecciones cutáneas.

Dependiendo de la flacidez y exceso de piel en la zona de los flancos y hacia lumbar, puede asociarse a la abdominoplastia una resección hacia atrás de los excesos de tejido cutáneos realizándose una cirugía llamada “en cinturón”, o de contorno 4.

La planificación de las áreas que serán intervenidas son discutidas exhaustivamente por cirujanos y anestesista según parámetros bien establecidos iniciando la cirugía en orden a prioridades 5.

Características de la abdominoplastia Abdominoplastia Vertical:

Si el paciente post bariátrico ya tiene una cicatriz vertical en la pared abdominal, de preferencia se plantea una abdominoplastia cuyo diseño es en T invertida, llamada “vertical”, o la variante clásica “en flor de Lis” 6, cuya extensión habitualmente abarca la extirpación vertical del tejido cutáneo central de la pared y en forma horizontal la extirpación infraumbilical-suprapubiana de este mismo tejido (piel+ celular subcutáneo). Asociándose siempre la plicatura de la vaina de los músculos rectos abdominales y la exteriorización del neo-ombligo como en la abdominoplastia convencional. (Figura 1 y 2).

Deja tu Opinión